Bibliografía

Historia de la locura en la época clásica, fue determinante en su trayectoria, por la elección de su objeto (la sinrazón), por el lenguaje empleado (Bataille y Blanchot como fondo), por las referencias literarias (de Diderot a Artaud), por su engranaje con el giro cartesiano (Descartes fue siempre la frontera nueva del pensamiento, según señaló hasta su muerte), por tratar el problema de la normalización desde el siglo XVII y XVIII, que es el prólogo a lo que sucederá en la época contemporánea según irá exponiendo el resto de su obra hasta 1976. Como sucede con los autores clásicos, la bibliografía y los casos sobre los que trabajó están siendo revisados hoy, sobre todo a la luz de la publicación de sus seminarios.

hdlaelaec

El nacimiento de la clínica, de 1963, fue su segundo trabajo importante. Foucault rastrea el desarrollo de la medicina, específicamente la institución de la clínica. El tema central es el de la observación o mirada atenta, hasta la consigna de abrir cadáveres, promovida en los años de las turbulencias revolucionarias.

elnacimientodelaclinica

Las palabras y las cosas, de 1966, empieza con una discusión de Las Meninas de Diego Velázquez, y su complejo juego de miradas, ocultamientos y apariciones. De ahí desarrolla su argumento central: que todos los periodos de la historia poseen ciertas condiciones fundamentales de verdad que constituyen lo que es aceptable o no, como, por ejemplo, el discurso científico. Y argumenta que estas condiciones de discurso cambian a través del tiempo, mediante cambios relativamente repentinos, de una episteme a otra, según el término que introduce. Es una profunda reflexión sobre el ser hablado y la posibilidad humana de conocimiento. Es una obra capital, dentro de su labor intelectual, y puso al autor en el primer plano de la historia del pensamiento.

palabras

La arqueología del saber, de 1969, representa su principal aventura en metodología. Lo escribió para lidiar con la percepción que se tenía de Las palabras y las cosas. Hace referencia a la filosofía analítica angloamericana, en particular a la teoría del acto discursivo. Dirige su análisis hacía el enunciado, la unidad básica del discurso que considera ignorada hasta ese momento. Los enunciados dependen de las condiciones en las que emergen y existen dentro del campo del discurso. No son proposiciones, ni declaraciones ni actos discursivos. En su análisis, considera los actos discursivos serios en cuanto a su análisis literal, en lugar de buscar algún significado más profundo. Es importante notar que de ninguna manera está tratando de desplazar o invalidar otras formas de analizar el discurso.

michel-foucault-la-arqueologia-del-saber-siglo-xxi-2010_MLA-O-142908439_1623

Vigilar y castigar, de 1975, empieza con una descripción muy gráfica de la ejecución pública del regicida Damiens en 1757. Contra ésta, Foucault expone una prisión gris, 80 años después y busca entender cómo pudo ocurrir tal cambio en la forma de castigar a los convictos en un período tan corto. Estas dos formas de castigo tan contrastantes son dos ejemplos de lo que llama “tecnologías de castigo”. La primera, la tecnología de castigo ‘monárquica’, consiste en la represión de la población mediante ejecuciones públicas y tortura. La segunda, el “castigo disciplinario”, según dice, es la forma de castigo practicada hoy día; este castigo le da a los “profesionales” (psicólogos, facilitadores, guardias, etc.) poder sobre el prisionero: la duración de la estancia depende de la opinión de los profesionales.

Foucault compara la sociedad moderna con el diseño de prisiones llamadas panópticos de Bentham (nunca construidas pero tomadas en cuenta): allí, un solo guardia puede vigilar a muchos prisioneros mientras el guardia no puede ser visto. El oscuro calabozo de la pre-modernidad ha sido reemplazado por la moderna prisión brillante, pero Foucault advierte que “la visibilidad es una trampa”. A través de esta óptica de vigilancia, dice, la sociedad moderna ejercita sus sistemas de control de poder y conocimiento (términos que considera tan íntimamente ligados que con frecuencia habla del concepto “poder-conocimiento”). Foucault sugiere que en todos los planos de la sociedad moderna existe un tipo de ‘prisión continua’, desde las cárceles de máxima seguridad, trabajadores sociales, la policía, los maestros, hasta nuestro trabajo diario y vida cotidiana. Todo está conectado mediante la vigilancia (deliberada o no) de unos seres humanos por otros, en busca de una ‘normalización’ generalizada.

vigilar-y-castigar

Hasta su muerte se publicaron tres volúmenes de la Historia de la sexualidad. El primero, La voluntad de saber, de 1976, se sitúa en los dos siglos XVIII y XIX; trata del funcionamiento de la sexualidad en relación con la emergencia del bio-poder, el “control total sobre los cuerpos vivos”, es decir, todas las políticas económicas, geográficas y demográficas que establece el poder para el control social. El poder se encuentra difuso, fragmentado, deslocalizado, es ubicuo, e impregna todas las relaciones sociales. Ataca las “hipótesis represivas”, la creencia común de que hemos “reprimido” nuestros impulsos sexuales desde el siglo XVII. Y propone una visión de la sexualidad como “promovido” a través de la construcción discursiva del sexo. Sin embargo, ésta supuesta libertad sexual se enfrenta continuamente al “control sobre los cuerpos vivos”, y el derecho de espada, la muerte, típica de sociedades disciplinarias, ha cedido el paso a la “interiorización de la norma”, mecanismos más acordes con las sociedades de control en las que vivimos. Por tanto, el autor concibe el discurso sexual y la libertad sexual “lograda” en las últimas décadas (o sencillamente deseada por aquellos que defienden la libertad) como un dispositivo falso, que pretende distraer de lo que debe ser verdaderamente objeto de lucha en nuestra sociedad: el control sobre nuestros propios cuerpos, sobre nuestros deseos y pasiones.

El uso de los placeres y La inquietud de sí (1984), en cambio, tratan sobre el uso del cuerpo y su moral ascética en la Antigüedad griega y romana. Un cuarto volumen, que abordaba ya la era cristiana, estaba concluido desde antes, pero como no se adecuaba al lenguaje de los anteriores, no permitió publicarlo.

hdls

Libros de los cursos dictados en el Collège de France

El Poder Psiquiátrico (1973-1974)

poderpsiquiatrico

El curso El poder psiquiátrico, dictado en el Collège de France entre noviembre de 1973 y febrero de 1974, mantiene con trabajos anteriores una relación de continuidad, en tanto se inscribe en el “punto de llegada o, en todo caso, de interrupción” de laHistoria de la locura, pero también de discontinuidad, ya que en las propias palabras de Foucault, se trata de “advertir lo que se ha hecho desde una perspectiva diferente y bajo una luz más nítida”. Las primeras obras se interesaban más en la “enfermedad mental” que en la “medicina mental”, y el prefacio de la primera edición de Historia de la locura la presentaba como una “historia, no de la psiquiatría, sino de la locura misma, en su vivacidad, con anterioridad a toda captura por el saber”.
Michel Foucault retoma el análisis en el punto de culminación de la Historia de la locura, desplaza su objetivo y modifica el terreno donde se despliega, así como las herramientas conceptuales que pone en juego. Con ello, se propone captar, en el punto donde se forman, las prácticas discursivas de la psiquiatría: un “dispositivo” de poder en el cual se anudan elementos tan heterogéneos como discursos, modos de tratamiento, medidas administrativas y leyes, disposiciones reglamentarias, ordenamientos arquitectónicos, etcétera.
El curso concluye con la doble “despsiquiatrización” de la locura a fines del siglo XIX, que se dispersa entre la neurología y el psicoanálisis, y llega también a delinear una genealogía de los movimientos antipsiquiátricos que marcaron la década de 1960.

Los Anormales (1974-1975)

images

Dictado en el Collège de France entre enero y marzo de 1975, el curso sobre Los anormales prolonga los análisis que Michel Foucault consagró desde 1970, y sobre todo en Hay que defender la sociedad, a la cuestión del saber y el poder: poder disciplinario, poder de normalización, bio-poder. A partir de múltiples fuentes teológicas, jurídicas y médicas, Foucault enfoca el problema de esos individuospeligrosos a quienes, en el siglo XIX, se denomina anormales. Define sus tres figuras principales: los monstruos, que hacen referencia a las leyes de la naturaleza y las normas de la sociedad, los incorregibles, de quienes se encargan los nuevos dispositivos de domesticación del cuerpo, y los onanistas, que dan pábulo, desde el siglo XVIII, a una campaña orientada al disciplinamiento de la familia moderna. Los análisis de Foucault toman como punto de partida las pericias médico legales que aún se practicaban en la década de 1950. Esboza a continuación una arqueología del instinto y el deseo, a partir de las técnicas de la revelación en la confesión y la dirección de conciencia. Plantea de ese modo las premisas históricas y teóricas de trabajos que retomará, modificará y reelaborará en su enseñanza en el Collège de France y en las obras ulteriores. Este curso representa, por lo tanto, un elemento esencial para seguir las investigaciones de Foucault en su formación, sus prolongaciones y sus desarrollos.

Defender la Sociedad (1975-1976)

defender-la-soc

En el curso de 1976, Defender la sociedad, dictado en el Collège de France, Michel Foucault examina la pertinencia del modelo de la guerra para analizar las relaciones de poder.
Foucault define dos formas de ese poder: el poder disciplinario, que se aplica sobre el cuerpo por medio de las técnicas de vigilancia y las instituciones punitivas, y el que en lo sucesivo llamará biopoder, que se ejerce sobre la población, la vida y los seres vivientes. Mediante el análisis de los discursos sobre la guerra de razas y los relatos de conquista (especialmente en Boulainvilliers), Foucault traza la genealogía del biopoder y los racismos de Estado. La lógica de las relaciones entre poder y resistencia no es la del derecho sino la de la lucha: no es del orden de la ley sino del orden de la estrategia. Por ello, la cuestión consiste en saber si conviene invertir el aforismo de Clausewitz y decir que la política es la continuación de la guerra por otros medios.
El curso aquí presentado se dictó entre enero y marzo de 1976, es decir, entre la aparición de Vigilar y castigar y la de La voluntad de saber, y continúa la publicación en castellano de los cursos de Foucault en esa institución, iniciada con Los anormales.

Seguridad, Territorio, Población (1977-1978)

stp

El curso Seguridad, territorio, población, dictado en el Collège de France entre enero y abril de 1978, marca el inicio de un nuevo ciclo en la enseñanza de Michel Foucault. Partiendo del estudio de los mecanismos mediante los cuales en el siglo XVIII la especie humana ingresó en una estrategia general de poder, presentado como el esbozo de una “historia de las tecnologías de seguridad”, desde las primeras clases de 1978 se ocupa del proyecto de una historia de la “gubernamentalidad” a partir de los primeros siglos de la era cristiana. Si bien en ambos casos se trata de presentar las formas de experiencia y racionalidad a partir de los cuales se organizó el poder sobre la vida en Occidente, se desplaza el centro de gravedad de la cuestión del biopoder a la cuestión del gobierno.
En Seguridad, territorio, población se trata de indagar en qué consiste una nueva tecnología de poder surgida en el siglo XVIII, cuyo objeto es la “población” y que aspira a lograr un equilibrio global: “la seguridad del conjunto con respecto a sus peligros internos”. Foucault opone esta tecnología de seguridad a los mecanismos por los cuales el soberano, hasta la edad clásica, se esforzaba por garantizar la seguridad de su territorio. “Territorio” y “población” funcionan entonces como los polos antitéticos entre los cuales se desarrollará la investigación. ¿Cómo se pasó de la soberanía sobre el territorio a la regulación de las poblaciones? ¿Cuáles fueron los efectos de esa transformación en el plano de las prácticas gubernamentales? ¿Qué nueva racionalidad las rige de allí en más? Así, se define claramente el objetivo del curso: tratar de establecer si, a través de la historia de las tecnologías de seguridad, es posible postular la existencia de una “sociedad de seguridad”.
De este modo, el análisis de los dispositivos de seguridad relativos a la población conduce a Foucault a poner de relieve, progresivamente, el concepto de “gobierno” que, más allá de su sentido tradicional de “autoridad pública”, poco a poco adquiere, bajo el influjo inicial del concepto fisiocrático de “gobierno económico”, un valor que designa las técnicas específicas de manejo de las poblaciones. Así, el triángulo problemático que servía de marco inicial a la investigación es sustituido por la serie seguridad-población-gobierno cuyo sentido es a la vez histórico y político, pues concierne al diagnóstico del presente.

Nacimiento de la Biopolítica (1978-1979)

mfndlb

Nacimiento de la biopolítica, el curso dictado por Michel Foucault en el Collège de France entre enero y abril de 1979, se inscribe en una línea de continuidad con el curso del año anterior, Seguridad, territorio, población. Luego de mostrar que la economía política marca en el siglo XVIII el nacimiento de una nueva razón gubernamental Foucault emprende el análisis de las formas de esa gubernamentalidad liberal. “Con el surgimiento de la economía política y la introducción del principio limitativo en la misma práctica gubernamental, se efectúa una sustitución importante o, mejor, una duplicación, pues los sujetos de derecho sobre quienes se ejerce la soberanía política aparecen como una población que un gobierno debe manejar. Allí tiene su punto de partida la línea de organización de una biopolítica. Pero ¿cómo no advertir que sólo hay en ello una parte de algo mucho más grande, y que es esa nueva razón gubernamental? Estudiar el liberalismo como marco general de la biopolítica.”
¿Cuáles son los rasgos específicos del arte liberal de gobernar, tal como éste se esboza en el siglo XVIII? ¿Qué crisis de gubernamentalidad caracteriza al mundo actual y qué revisiones del gobierno liberal ha suscitado? A esta tarea de diagnóstico responde con el estudio de las dos grandes escuelas neoliberales del siglo XX, el ordoliberalismo alemán y el neoliberalismo de la Escuela de Chicago, única incursión de Michel Foucault a lo largo de toda su enseñanza en el Collège de France en el campo de la historia contemporánea.
Este análisis pone en evidencia el papel paradójico que desempeña la “sociedad” con respecto al gobierno: principio en nombre del cual éste tiende a autolimitarse, pero blanco, asimismo, de una intervención gubernamental permanente, con el objeto de producir, multiplicar y garantizar las libertades necesarias para el liberalismo económico. Lejos de oponerse al Estado, la sociedad civil es, por lo tanto, el correlato de la tecnología liberal de gobierno.

La Hermenéutica del Sujeto (1981-1982)

la-hermeneutica-del-sujeto-michel-foucault-fce-540-pag_MLA-O-3206595329_092012

En el curso de 1982, consagrado a ‘La hermenéutica del sujeto’, Michel Foucault presentó una investigación sobre la noción de “inquietud de sí” que, mucho más que el famoso “conócete a ti mismo”, organiza las prácticas de la filosofía. Pretendió allí mostrar las técnicas, los procedimientos y los fines históricos con los que un sujeto ético se constituye en una relación determinada consigo mismo. Sus estudios van más allá de la estricta historia de la filosofía: al describir el modo de subjetivación antigua, Michel Foucault busca subrayar la precariedad de la “subjetivación moderna”.
Intentar una nueva lectura del pensamiento de la Antigüedad nos permite interrogarnos acerca de nuestra identidad como sujetos modernos. Lo que hace posible ese paso por la filosofía antigua es una reformulación del problema político: ¿y si las luchas de hoy ya no fueran tan sólo luchas contra las dominaciones políticas e ideológicas, ya no tan sólo luchas contra la explotación económica, sino luchas contra la sujeción identitaria? El releer a Platón y a Marco Aurelio, a Epicuro y a Séneca, Michel Foucault no busca ir más allá de la política sino sólo repensarla .
De Michel Foucault (1926-1984), FCE ha publicado ‘Historia de la locura en la época clásica’ ( 2 vols., 2ª ed., 1976), ‘Defender la sociedad’ (2000) y ‘Los anormales’ (2ª ed., 2001).

El Gobierno de Sí y de los Otros  (1982-1983)

elgobiernodesiydelosotros_112012-500x500

El gobierno de sí y de los otros, el curso que Michel Foucault dicta en 1983 en el Collège de France, inaugura una investigación sobre la noción de parrhesía. Al hacerlo, Foucault prosigue su trabajo de relectura de la filosofía antigua. A través del estudio de esa noción (el decir veraz, el hablar franco), reexamina la ciudadanía griega y muestra que el coraje de verdad constituye el fundamento ético olvidado de la democracia ateniense. Describe también la manera en que, con la decadencia de las ciudades, el coraje de la verdad se transforma y deviene en una interpelación personal al alma del príncipe. Numerosos topoi de la filosofía antigua son objeto de un nuevo examen: la figura platónica del filósofo rey, la condena de la escritura, el rechazo socrático del compromiso.
En este curso, Foucault construye una figura del filósofo en la cual se reconoce: al releer a los pensadores griegos, ratifica su propia inscripción en la modernidad filosófica, problematiza su función y define su modo de pensar y de ser.

“[La filosofía moderna] es una práctica que, en su relación con la política, hace la prueba de su realidad. Es una práctica que, en la crítica de la ilusión, del embuste, del engaño, de la adulación, encuentra su función de verdad. Y es por último una práctica que encuentra en la transformación del sujeto por sí mismo y del sujeto por el otro [su objeto de] ejercicio. La filosofía como exterioridad con respecto a una política que constituye su prueba de realidad, la filosofía como crítica con respecto a un dominio de ilusión que la pone frente al desafío de constituirse como discurso verdadero, la filosofía como ascesis, es decir como constitución del sujeto por sí mismo: me parece que esto constituye el ser moderno de la filosofía.”

El Coraje de la Verdad (1983-1984)

coraje-de-la-verdad

El curso El coraje de la verdad es el último que Michel Foucault dictó en el Collège de France, entre febrero y marzo de 1984. Poco tiempo después, el 25 de junio, Foucault murió. Ese contexto invita a escuchar en estas clases un testamento filosófico, tanto más cuanto que el tema de la muerte está muy presente en ellas, sobre todo a través de una relectura de las últimas palabras de Sócrates, “Critón, debemos un gallo a Esculapio”, que Foucault, con Georges Dumézil, comprende como la expresión de una profunda gratitud a la filosofía, que cura la única enfermedad grave: la de las opiniones falsas y los prejuicios. Este curso prosigue y radicaliza los análisis llevados a cabo el año anterior en El gobierno de sí y de los otros. Se trataba entonces de examinar la función del “decir veraz” en política, a fin de establecer, para la democracia, una serie de condiciones éticas irreductibles a las reglas formales del consenso: coraje y convicción. Con los cínicos, esa manifestación de la verdad ya no se inscribe simplemente a través de una toma arriesgada de la palabra, sino en el espesor mismo de la existencia. Foucault propone, en efecto, un estudio del cinismo antiguo como filosofía práctica, atletismo de la verdad, provocación pública, soberanía ascética. El escándalo de la verdadera vida se construye a la sazón en oposición al platonismo y su mundo trascendente de Formas inteligibles.

“No hay instauración de la verdad sin una postulación esencial de la alteridad; la verdad nunca es lo mismo; sólo puede haber verdad en la forma del otro mundo y la vida otra.”

Obras Acerca de Foucault.

Didier Eribon: Michel Foucault

getcover

¿Quién era este hombre enigmático y cambiante? ¿Cómo valorar e interpretar su obra, que paso a paso derrumbaba nuestras precarias certezas? Y en especial, ¿cuál es la trayectoria seguida para convertirse en Michel Foucault?.

David Macey: Las Vidas de Michel Foucault

9780679757924

James Miller: La Pasión de Michel Foucault

LA PASION DE MICHELLE Foucault

Fundado en una amplísima investigación y en una audaz reinterpretación del hombre y sus textos, La pasión de Michel Foucault constituye una sorprendente mirada a uno de los más influyentes filósofos del siglo XX. Describe cada fase de la travesía individual e intelectual de Foucault, desde su inicial interés en los sueños hasta su preocupación final por la sexualidad y la naturaleza de la identidad personal, pasando por sus indagaciones acerca del poder. Nos sitúa en los días culminantes del estructuralismo en París y en el caos de la rebelión de mayo de 1968; relata, entre otros, los debates de Foucault con Sartre y Derrida y sus encuentros con Chomsky y Habermas. Y con, revelaciones que han conmovido a los lectores de todo el mundo, propone el primer relato de las obsesiones de Foucault con la muerte, el suicidio, las drogas y el erotismo sadomasoquista, incluso ante la amenza del Sida en los años ochenta.

Frederic Gros: Michel Foucault

459775c0

Denunciar las relaciones de poder ocultas; despertar resistencias; permitir la expresión de voces muy a menudo acalladas; producir saberes verdaderos capaces de enfrentar a las gubernamentalidades dominantes; desafiar nuestras libertades y nuestras facultades de acción; hacer surgir la historicidad de nuestros sistemas de saber, poder y subjetivación; mostrar que nada en nosotros es fatalidad; en definitiva, cambiar nuestras vidas: esta es la tarea del filósofo, según Michel Foucault. A partir del análisis de sus obras, este texto nos muestra cómo la filosofía de Foucault se elabora en sus relatos-historias: historia de la locura excluida, de la acogida de la muerte, de los sistemas de pensamiento, de la prisión y las guerras, de la confesión y los sujetos, de los placeres, la carne y los deseos; historias que, sin buscar significaciones últimas, nos permiten inventarnos nuevamente.

Foucault

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s